Plugs Anales

Un plug anal es ese juguete sexual con forma de lágrima o cónica cuya base es más ancha y su punta más estrecha. Su diferencia con otros juguetes anales, es que estos plugs anales no son para generar placer al meterlo y sacarlo como puede hacer un vibrador, si no que funcionan como un tapón y su uso continuo es su fuerte.

Plugs anales

Aunque es ideal para principiantes, hay tal variedad de plugs anales que hasta los más expertos se pueden ver sorprendidos por muchos de estos plugs.

Tipos de plugs anales

Hay todo tipo de plugs anales, desde diferentes tamaños a diferentes materiales, con vibración… con los que podrás divertirte y jugar sin límites. Deja volar tu imaginación y disfruta del sexo anal con algunos de estos plugs anales:

  • Mini Plug Anal
  • Plug Anal 8 cm
  • Plug Anal Cola Conejo
  • Plug Anal Diamante
  • Plug Anal Eléctrico
  • Plug Anal Espiral
  • Plug Anal Gigante
  • Plug Anal Hombre
  • Plug Anal Mediano
  • Plug Anal Negro
  • Plug Anal Pompón
  • Plug Anal Remoto
  • Plug Anal Vibrador
  • Plug cola de zorro

Encuentra aquí el mejor plug anal para disfrutar del sexo anal. Si áún no sabes que tipo de plug anal quieres, a continuación te mostramos una gran variedad de plugs de diferentes tipos para que puedas escoger directament en el catálogo.

———— Productos ————-

 

Los plugs anales son juguetes seguros. Suelen estar hechos de silicona médica o metal, y son ideales para juguetear. Se trata de un juguete para todos, ya que lo pueden usar ambos sexos y sea de la orientación sexual que sea.

Plugs para sexo anal

El sexo anal es ese «desconocido» para muchos, pero intrigante para todos. Una práctica sexual que aunque a muchos les gustaría probar, no todo el mundo se atreve, ya sea por tabú, o por pensar que puede ser doloroso. Pero nada más lejos de la realidad.

El sexo anal puede ser de lo más placentero, y nada doloroso si se hace bien. Y este tipo de juguetes ayudan a que esto sea cada vez más fácil.

Recomendaciones para el uso de un plug anal

  • Usar lubricante
  • Tener una buena higiene
  • Desinfectar el plug antes y después de usarlo
  • Evitar su uso en caso de hemorroides u otras afecciones en el ano

Un buen uso de un plug anal puede resultar un poco molesto al principio, pero no tiene porque doler, y esa incomodidad irá desapareciendo mientras va apareciendo el placer.